Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca
Casafranca

GOLONDRINA COMÚN Hirundo rustica (Linneo, 1758)

Golondrina común (Hirundo rustica) Foto: Rafael Corzo

 

Reino

Animalia

Filum

Chordata

Clase

Aves

Orden

Passeriformes

Familia

Hirundinidae

Género

Hirundo

Especie

H. rustica

 

 

Descripción: Es una de las aves más conocidas popularmente y de las mejor estudiadas. Las golondrinas han sido claves para desentrañar aspectos de la migración, de la selección sexual y de la reproducción en las aves. Por su proximidad al hombre, forman parte de la cultura popular, y su llegada, cada vez más temprana como consecuencia del cambio climático, se considera anuncio de la primavera.

Ave delicada, grácil y aerodinámica (longitud de unos 18 cm y una envergadura de alas de 33 cm), de color negro, con reflejos azules metálicos por arriba y blancos crema en las partes inferiores. Tiene la frente y la garganta roja y un collar negro. Las alas, largas y apuntadas, muestran tonos blancos en la parte inferior delantera. Su cola, muy larga y ahorquillada, es de color negro, con pequeños óvalos blancos cuando la extiende. Posee patas cortas sin emplumar, boca muy ancha, y pico corto, plano y negro

Aunque ambos sexos se parecen, la hembra es menos brillante, más blanca por abajo y con la cola más corta. Los jóvenes lucen tonos negros mate, tienen la frente y la garganta naranja y una cola mucho más corta. De vuelo ágil, rápido y acrobático, la golondrina común ocupa en el espacio aéreo las capas bajas, por debajo de aviones y vencejos.

Hábitat: La subespecie rustica es la única presente en España, aunque en ocasiones se observan aves de vientre rojizo que podrían pertenecer a subespecies de Oriente Medio (transitiva, savignii) o simplemente tratarse de variantes locales. Se encuentra ampliamente distribuida en época de cría y en paso por toda la Península, Baleares, Ceuta y Melilla.

Inverna en muy pequeño número en el sur, principalmente en el bajo Guadalquivir. En Canarias, donde es común en paso, recientemente se ha localizado criando en Gran Canaria.

 

Costumbres: Esta especie nidifica preferentemente en construcciones campestres, pero también urbanas, como establos, porches, patios y terrazas. Se alimenta en todo tipo de medios, aunque resulta más habitual cerca del agua y en praderas y cultivos. En migración prefiere humedales, sobre todo costeros. Pese a ser poco exigente, en España resulta más numerosa en zonas de altitud media y baja, y cría hasta los 1.600 metros de altitud.

 

La dieta, insectívora, varía entre lugares y épocas. Las presas más consumidas son moscas y mosquitos. También caza hormigas voladoras, avispas, chinches y pequeños escarabajos. El método de captura consiste en vuelos acrobáticos de persecución, a veces en pequeños grupos, a baja altura y no lejos del nido.

 

Las golondrinas españolas abandonan las zonas de cría desde julio, en el sur, hasta principios de septiembre, mientras que los ejemplares en paso suelen moverse, siguiendo la costa mediterránea, en septiembre y octubre. A partir de junio se reúnen en dormideros, formados al principio sobre todo por juveniles.

 

El periodo de cría es variable: en el sur se inicia en marzo y en el norte hasta en mayo, y finaliza en julio y agosto. Normalmente efectúa dos puestas, a veces tres. Aunque se trata de un ave monógama, en ocasiones un macho cría con dos hembras simultáneamente, y la paternidad fuera de la pareja resulta frecuente: un tercio de los pollos. Incluso hay hembras que ponen huevos en nidos de otras golondrinas comunes. Nidifica en solitario o en colonias poco compactas, y es fiel al lugar de cría y a la pareja. El nido, construido por ambos sexos en unos 10 días, consiste en una copa abierta de bolas de barro, adherida a una pared y bajo cubierta . Los nidos son reparados y reutilizados durante varios años.

 

El tamaño de la puesta decrece en el tiempo; así, la media en Badajoz es de 5 huevos en la primera puesta, 4,5 en la segunda y 4 en la tercera. Los huevos, de color crema y con pintas rojizas, son incubados por la hembra alrededor de 15 días. La pareja ceba con mucha frecuencia a los pollos, hasta que vuelan a los 20-25 días de edad. En cada nido suelen volar siete u ocho jóvenes al año.

 

La longitud de la cola en los machos constituye un carácter de selección sexual: cuanto más larga, antes se emparejan y más pollos crían. Llega a vivir al menos 15 años.

 

Estatus y protección: A pesar de su abundancia, se trata de una especie en declive, sobre todo por culpa de los cambios en el medio rural y de las políticas y técnicas agrarias.

 

No es una especie amenazada. Entre los principales problemas cabe citar el uso indiscriminado de plaguicidas, que reducen la cantidad de insectos, de los que se alimenta; la eliminación deliberada de nidos con la excusa de que ensucian; la dificultad para nidificar en nuevas construcciones rurales; y el abandono del espacio rural, con la consiguiente ruina de muchas edificaciones.

 

Aparece como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

 

Fuentes:

https://www.seo.org/

https://es.wikipedia.org/

 

Hirundo rustica - Golondrina común_cut.m[...]
Archivo de Audio MP3 [719.7 KB]

Fuente del audio: Guía sonora de las Aves de España Vol I-II y III

F.I. Llimona, E. Matheu, J. Roché

Para ampliar la imagen "pincha" en la foto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

Propiedad de la familia Varillas-Corzo-Solís