Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca
Casafranca

ERIZO COMÚN, Erinaceus europaeus, (Linneo, 1758)

ERIZO COMÚN, Erinaceus europaeus Foto: María Rosa Corzo

 

Reino

Animalia

Filum

Chordata

Clase

Mammalia

Orden

Erinaceomorpha

Familia

Erinaceidae

Género

Erinaceus

 

 

Descripción: El erizo común es un animal rechoncho de patas cortas. Tiene un tamaño entre 23 y 30 centímetros y un peso que oscilan entre los 600 y los 1500 gramos.

 

El hocico es móvil y acaba en punta. Los ojos son pequeños. Las orejas también son pequeñas y redondeadas, de unos 2 o 3 cm de longitud.

 

Tienen púas dobles y miden de 20 a 25 milímetros. La zona coloreada de la púa está desplazada hacia la punta y suele ser de color marrón, aunque puede tener tonalidades muy claras. La envoltura de púas está formada por unas 5000 púas rígidas que cubren el dorso y las superficies laterales del cuerpo, excluyendo las extremidades y la cara; esas púas pueden llegar a ser unas 6000 (según el inglés Pat Morris, que contó pacientemente las de numerosos ejemplares atropellados, hasta unas 7000), y el conjunto se renueva por completo cada año y medio, más o menos.

 

En cuanto el erizo se siente amenazado o se enfada, gracias a los músculos panicular y orbicular deja las púas en posición erecta, de forma que quedan cada una hacia una dirección y resulta imposible llegar hasta su piel sin hacerse daño.

Además las púas están diseñadas de forma que al recibir presión, ya sea por una caída o el ataque de un depredador, no se clavan en su interior sino que flexionan en su base y sirven para amortiguar los golpes o bien clavarse en el depredador.

 

Hábitat: Su hábitat óptimo se encuentra en las zonas de transición entre masa boscosa, bosque o monte, y el campo abierto. Se halla en mayores densidades en lugares húmedos, como bosques caducifolios, pero también se acomoda en diferentes ambientes, como encinares mediterráneos o grandes jardines de las áreas periurbanas.

 

Biología: De olfato muy desarrollado, con el que es capaz de oler el alimento enterrado a 3cm de profundidad, el erizo común es animal sobre todo nocturno. Sale al atardecer y retorna al alba; pero también tiene algo de actividad diurna en días húmedos. Los otros días, suele pasarlos en su guarida, hecha de hojarasca y otras materias vegetales, además de pelo, en la base de matorral espeso, en una cavidad, donde puede pasar durmiendo 18 horas. Aunque cuando sale en busca de alimento suele hacer el mismo recorrido de la noche anterior, tiene varios de estos refugios repartidos por su territorio, y cambia de uno a otro con frecuencia. Bien protegido por su armadura de púas, no teme cruzar espacios abiertos. Traiciona su paso con los ruidos que produce al andar y al rozar los objetos y, sobre todo, con su sonora respiración. Dormido, es frecuente que ronque.

 

El erizo común es omnívoro. Consume grandes cantidades de alimento, en especial artrópodos, gusanos, moluscos, pequeños vertebrados (ranas, pequeños saurios, culebras, musarañas, pequeños roedores, polluelos), huevos, bayas, bellotas y castañas. Otras de las presas principales del erizo común son las tijeretas

 

En su dieta pueden entrar igualmente las serpientes venenosas, a las que llegará a vencer mediante hábiles ataques, aunque no está inmunizado, como se creía en otros tiempos, contra el veneno. No es habitual que las víboras sean presa del erizo común, pero en ocasiones las atacará, y su protección consiste en que los colmillos de la víbora son más cortos que las púas del erizo.

 

El año de un erizo se divide en un período activo y una fase de hibernación, durante los fríos meses de invierno, que pasan en un nido de follaje para no gastar mucha energía ya que la comida escasea.

Sobre octubre y noviembre suele empezar el tiempo de hibernación, aunque algunos años más cálidos pueden esperar hasta enero, o incluso no hibernar si la temperatura se mantiene agradable y hay alimento suficiente.

 

Es solitario por naturaleza salvo en la época de reproducción.

 

El período de apareamiento va desde abril hasta septiembre, y el de nacimientos, desde mayo hasta octubre, cuando hay mayor disponibilidad de alimento. Las hembras pueden tener varias camadas en ese tiempo, pues generalmente hay dos períodos de celo. La mayor cantidad de apareamientos se produce en mayo y en junio. Tras un mes o un mes y medio, la hembra dará a luz entre 1 y 10 crías (por término medio, 4 o 5).

A los 11 días, los pequeños erizos ya son capaces de enrollarse en una bola, y a los 14 días abren los ojos. Mamarán durante 20 días, y el destete se producirá al mes de vida, momento a partir del que ya se asemejarán por completo a los adultos y acompañarán a la madre en sus salidas.

 

Un mes después de la separación, la madre ya no los tratará como hijos si se los encuentra.

 

Estatus y protección: Esta especie está protegida por el Anexo III del Convenio de Berna y su tenencia en España esta prohibida y penada.

 

 

Fuentes: http://www.erisos.org;

https://es.wikipedia.org;

Para ampliar la imagen "pincha" en la foto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

Propiedad de la familia Varillas-Corzo-Solís