Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca - Comarca de Entresierras
Casafranca
Casafranca

GARDUÑA IBERICA, Martes foina, (Erxleben, 1777)

GARDUÑA IBERICA, Martes foina Foto: María Rosa Corzo

 

Reino

Animalia

Filum

Chordata

Clase

Mammalia

Orden

Carnivora

Familia

Mustelinae

Género

Martes

 

 

Descripción: Es un mamífero carnívoro nocturno de tamaño mediano. En estado adulto, la garduña mide entre 40 y 50 cm de longitud, la cola mide entre 21 y 27 centímetros, y su peso oscila entre 1 y 2 kg.

 

Muy parecida a la marta, pero es ligeramente más paticorta y corpulenta, tiene el hocico más chato y las orejas más pequeñas, y se distingue de aquella por su babero de color blanco que se abre en horquilla hacia las extremidades delanteras. Tiene un excelente oído y muy buena vista y olfato.

 

La dentadura de la Garduña consta de un total de 38 piezas, contando la mandíbula superior con 6 incisivos, 2 colmillos, 8 premolares y 4 muelas, y la inferior con 2 muelas más.

 

Hábitat: Es estrictamente nocturna, y se puede ver por toda la península ibérica por bosques, matorrales, roquedos o zonas rurales y suburbanas.

 

Vive en zonas muy soleadas, normalmente prados, zonas montañosas y rocosas con poca vegetación. Se ha adaptado a lugares donde vive el hombre y caza en granjas, pero también se puede encontrar en bosques como encinares.

 

Durante el invierno suele frecuentar o instalarse en construcciones humanas abandonadas o poco frecuentadas, como casas abandonadas, graneros, pajares, etc.

Dentro de la Península Ibérica, su distribución es más o menos regular, siendo más abundante en el Noroeste, Álava, Cáceres y parte de Granada

 

Al tener hábitos preferentemente crepusculares y nocturnos y ser silenciosa, es muy difícil ver ejemplares vivos

 

Biología: Se alimenta de pequeños roedores, pequeños mamíferos, pájaros, anfibios, huevos, insectos, fruta y miel. Es un animal solitario. Se desplaza rápidamente a saltos por su amplio territorio de caza que puede ser de 2 a 10 km y no duda en defenderlo de otros machos adultos. Suele disponer de varias madrigueras entre rocas y tocones de árboles viejos las cuales ocupa indistintamente.

 

Muy a menudo vive sola en su madriguera (un hueco entre rocas, en un árbol u ocupado anteriormente por otro animal), marca su territorio que, normalmente, es de 80 hectáreas y es básicamente nocturna y silenciosa.

Existen diversas opiniones acerca de los periodos de reproducción de este animal, por lo que pudiera tener 2 épocas de celo, una durante el mes de febrero, y la otra entre los meses de junio y agosto. No obstante diferentes autores afirman que la primera es sólo un periodo de excitación o falso celo, mientras que el segundo periodo corresponde al más intenso y productivo o verdadero celo.

 

Durante este celo real, los machos se juntan, peleándose y emitiendo chillidos similares a los que produce un perro pequeño o un gato, recorriendo largas distancias hasta encontrar una hembra con la cual aparearse y olvidándose totalmente de la cautela y precaución que les caracteriza. Este periodo de celo dura en cautividad unos 15 días.

Tras la cópula, el macho suele abandonar a la hembra, la cual construye el nido en el interior de una de las madrigueras, valiéndose para ello de hierbas, plumas, hojas, musgo, etc.

 

Debido a una característica común en algunos animales denominada "implantación retardada", la hembra retendrá los espermatozoides vivos del macho en su interior hasta aproximadamente el mes de enero, momento en que los fecundará dando lugar al comienzo de la gestación real, que durará unos 56 días, con lo cual desde el momento del acoplamiento hasta el momento del parto habrían transcurrido unos 8,5 ó 9,5 meses.

 

Tiene una sola camada anual, pudiendo tener lugar el parto entre los meses de marzo y julio, en el cual pueden nacer de 2 a 7 crías, siendo lo normal que nazcan entre 2 y 5. Las crías nacen sin pelo y con los ojos cerrados, pesando en ese momento unos 30 gramos. Transcurridos unos 36 días, abren los ojos y seguirán mamando hasta que cuenten con de 2 ó 2,5 meses de edad.

 

Progresivamente irán saliendo al exterior de la madriguera para jugar, siempre bajo la atenta vigilancia de la madre, a la que abandonarán cuando alcancen la edad aproximada de 3 meses.

 

Las garduñas son capaces de reproducirse cuando alcancen una edad de entre 1,5 y 3,5 años.

 

Cuando se excita o se asusta, emite una serie de sonidos muy estridentes similares a chillidos, aunque también puede gruñir, gritar o producir chirridos.

 

Estatus y protección: La garduña se encuentra en regresión debido principalmente a la caza ilegal por parte de los furtivos, a las molestias ocasionadas por los humanos y a la destrucción de su hábitat con la consiguiente reducción de sus biotipos.

 

Aparece recogida en el capítulo III del Convenio de Berna, el cual indica que se debe investigar su situación en Ibiza, si es que todavía queda algún ejemplar.

 

 

 

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Martes_foina

https://www.faunaiberica.org/garduna

Para ampliar la imagen "pincha" en la foto

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página

Propiedad de la familia Varillas-Corzo-Solís